Ibiza es lo más parecido al paraíso terrenal, sus calas son conocidas en el mundo entero y hay un orgullo incondicional en nuestras costas, playas y cabos. Un entorno idílico para disfrutar de lo que más nos gusta.

Pero la isla no es sólo costa, Can Bass , en la carretera que conecta el precioso pueblo de San José con Ibiza (KM 7.5) ofrece tranquilidad y naturaleza y asegura una experiencia chill inolvidable.

Rodeado de eucaliptos, en Can Bass la banda sonora natural es preciosa e idónea tanto para una noche romántica como para una buena degustación de los cocktails de nuestro staff acompañados de buena música..